lunes, 16 de marzo de 2015

El ministro Vara inspeccionó la obra del arroyo y estero del Santa Lucía, cuyo estado de avance está en un 80%


Financiada por el Fondo de Desarrollo Rural, optimizan el escurrimiento de la cuenca alta 



El ministro de Producción, Ing. Agr. Jorge Alberto Vara, realizó una inspección por la zona en la que por estos días se ejecutan los trabajos de ampliación (en declive, ancho y profundidad), limpieza del arroyo y estero del Santa Lucía y de sus alcantarillados; obra de saneamiento hídrico que transita el 80 % de ejecución en su segunda etapa y que apunta a normalizar el escurrimiento de las aguas en una vasta zona productiva que comprende a los Departamentos General Paz y San Miguel, en la provincia de Corrientes.

La obra, financiada por el Fondo de Desarrollo Rural (FDR) a través del Proyecto Nº 301, es complementaria del Proyecto FDR Nº 196 ya ejecutado en el 2013 realizándose una inversión aproximada de 8 millones entre los dos. Los trabajos en segunda etapa cuentan con un plazo de ejecución estipulado en 120 días corridos, y beneficiando directamente a unas 24.500 hectáreas e indirectamente a otras 60.500.

La inspección ocular a través de sobrevuelo y en tierra, se concretó el último lunes 9 de marzo y fue encabezada por el ministro Vara, quien estuvo acompañado por el ingeniero Omar Domínguez, del Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA), organismo técnico de los trabajos de obras hídricas financiadas por el FDR. En la oportunidad, Vara y Domínguez sobrevolaron por un recorrido de la traza, descendiendo especialmente en la zona del puente de Timbó Paso y en algunos puntos donde se encontraban trabajando las máquinas, verificándose el correspondiente avance de obra.

El objetivo de la obra es mejorar las condiciones de escurrimiento de la cuenca alta de los esteros del  Santa Lucia y su descarga al río Paraná a través del arroyo homónimo, para la recuperación de zonas periódicamente inundables y para que sean utilizadas para promover las actividades ganaderas y agrícolas. También, para evitar inundaciones en el Paraje Timbó Paso y Bastidores donde se encuentran asentadas unas cuarenta familias de productores medianos con parcelas de entre 150 y 200 hectáreas. En total, esta obra beneficia a unos ochenta productores y también a familias rurales de la zona que padecían frecuentes inundaciones por falta de escurrimiento en casos de desbordes.

Esta obra, que demandó un importante movimiento de suelos, es la primera parte de un ambicioso plan de desagües de campos bajos para prevenir nuevas inundaciones, recuperar campos ligados a anegamientos transitorios y mejorar la productividad de esa región.
 
Descripción general

La cuenca del Río Santa Lucia es una de las más significativas, tanto por su extensión como por su importancia socioeconómica ya que es receptora de poblaciones y de actividades agropecuarias de importancia para la economía provincial.

La zona de esteros del Santa Lucia  presenta una descarga hacia el Norte, conocida como Arroyo Santa Lucia, que cruza la Ruta Nacional Nº 12, desembocando en el Río Paraná, en la zona denominada Barranqueritas, frente a la Isla Pucú. En el tramo del cauce que comprende desde la Ruta Nacional Nº 12 hasta el paraje Timbó Paso, el arroyo se encontraba embancado con embalsados (vegetación acuática), disminuyendo la sección de escurrimiento con un ancho promedio de 3 metros. Es importante destacar que el Estero crece por efectos de las lluvias y no depende de las crecidas del Río Paraná. 

En esta etapa se realiza la limpieza de los embancamientos (vegetación acuática y sedimentos) y todas las tareas necesarias para lograr la finalidad del proyecto. En algunas zonas y a raíz de la inaccesibilidad para las máquinas, las tareas se llevan a cabo en forma manual.

Las tareas se llevan a cabo desde la Ruta Nacional 12, tomada como punto cero, en una progresiva hasta el 115 y del tramo 115 al 615 (500 metros), y del 615 al 5.500. En general, se combinan la limpieza manual de la vegetación arbórea ubicada en el cauce del arroyo Santa Lucia y la del canal principal garantizándose un ancho de fondo y talud de las paredes.

La sección transversal desde la progresiva 0 a 115 m y desde la 615 m a 5.600 metros se realiza de forma trapecial de sección compuesta, debido a que la altura entre el fondo del canal y el terreno natural de las márgenes varían entre 5 a 8 metros, por lo que se trabaja solo en la margen derecha del cauce. La sección transversal desde la progresiva 5.600 a 9.600 metros es de forma trapecial. En este tramo la altura entre el fondo del canal y el terreno natural de las márgenes varía entre 2 a 4 metros.
En todas las secciones las dimensiones del ancho de fondo, la inclinación de los taludes y la pendiente de fondo serán constantes a lo largo de la traza de cada tramo. En las zonas de meandros se retiran los sedimentos depositados en las márgenes a efectos de disminuir los efectos erosivos en dichos sectores.

El suelo producto de la excavación será depositado lateralmente, en ambas márgenes del cauce, y distribuido en montículos que no superarán el metro (1 m) de altura y garantizando el libre escurrimiento de las aguas provenientes de los aportes laterales.

También se realizan trabajos en las márgenes para proteger la erosión un sector del cauce del Arroyo Santa Lucía, en la progresiva 2050 m. Se ejecutará en este sector la protección adecuada contra los efectos de la erosión mediante la colocación de colchonetas en el fondo del cauce y gaviones en las orillas.



























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada